• Martes 19 de Junio del 2018

Mi primera medalla en los Juegos Centroamericanos

Fátima Largaespada estuvo entrenando en los últimos meses en New York, Estados Unidos, para participar en los Juegos Centroamericanos 2017. VOS DALE/WILMER LÓPEZ

Fátima Largaespada, Javiana Pavón y  Ceymar Castillo tienen algo en común: esta es la primera vez que participan en los Juegos Centroamericanos y han logrado conseguir medalla.  Meses o años de entrenamiento, de sacrificios, de sueños que han podido alcanzar. Estas son sus historias. 

Fátima, entre espadas y floretes 

Un día antes de que su papá muriera, en 2015, le dijo que estaba convencido de que ella y su hermano representarían a Nicaragua como esgrimistas. Y eso fue lo primero en lo que Fátima Largespada, de 20 años, pensó cuando ganó la medalla de plata en esgrima en la modalidad florete femenino en los XI Juegos Centroamericanos el pasado lunes.

Desde muy niña, Fátima, sabía diferenciar entre una espalda, un sable y un florete. Su madre, la mexicana Georgina Simont, practicaba esgrima y de ahí fue que nació su pasión por esta disciplina deportiva. Ella ha sido su entrenadora, y la de su hermano, Luis Largaespada, quien además ganó medalla de bronce en la modalidad florete masculino.

Te puede interesar: Los hijos que han seguido los pasos de sus padres en el deporte nicaragüense

Fátima, de madre mexicana y padre nicaragüense, nació en Nicaragua, pero sus padres se la llevaron a vivir a Estados Unidos cuando ni siquiera había cumplido un año. Este lunes, cuando espadeaba contra su contrincante, la salvadoreña Ivania Carballo, Fátima no podía creer que estuviera ahí cumpliendo el sueño de su padre.Fatima Largaespada (izq) posa junto a la salvadoreña Ivania Carballo, quien ganó medalla de oro. También aparece la salvadoreña Katerine Palacios y la guatemalteca Ana López, ambas obtuvieron el bronce. VOS DALE/WILMER LÓPEZ

"En ese momento también mi corazón vibraba de emoción al ver que, sin conocerme, llegó gente con banderas azul y blanco a corear mi nombre. Me siento muy feliz", cuenta. Durante los últimos seis meses, Fátima entrenó todo los días. Su rutina era una combinación entre esgrima, cardio y pesas.

Leé también: Eduardo, el joven al que una silla de ruedas lo hizo más fuerte

Estos, dice, son sus primeros Juegos Centroamericanos y está orgullosa de su desempeño. En Estados Unidos solo participaba a nivel universitario. “Hay un ángel que está allá arriba y que debe estar contento. No es lo que me esperaba, quería el oro, pero estoy muy contenta. Voy a seguir preparándome mejor para los próximos juegos, tenemos que seguir destacando en el ámbito internacional ”, comenta.

Las tres medallas de Javiana

Javiana Pavón, de 18 años, recuerda con lujo de detalle el día que salió de su natal San Carlos, Río San Juan, para vivir en Managua. Fue el cuatro de enero de 2015. Se despidió de sus padres, agarró su maleta y se subió al bus.  Ell tenía una meta en la cabeza: entrenar para participar en los Juegos Centroamericanos 2017, en levantamiento de pesas.

Después de más de seis horas de viaje en bus, Javiana llegó al Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).  "Me vine porque me gusta este deporte y siempre he querido representar al país. Aunque me haya tocado venirme a vivir largo de mi familia, sé que todo tiene un costo en la vida", dice. 

Leé además: Todo lo que debés saber sobre los Juegos Centroamericanos 2017 

El lunes 4 de diciembre todo el sacrificio de Javiana tuvo sus frutos: ganó tres medallas de plata en levantamiento de pesas en la categoría 53 kgs. "Ahí vi el esfuerzo que he realizado estos años. Esto que viví nunca lo podré olvidar", asegura.Javiana lleva tres años viviendo en el IND porque no tiene familia en Managua. Se vino de Río San Juan en enero de 2015. VOS DALE/JADER FLORES

Javiana ya había participado en otros eventos, pero nunca en unos Centroamericanos. En 2016 estuvo en Guatemala en el Campeonato Panamericano de Levantamiento de Pesas Sub-17, y  y en julio de este año, estuvo en el Panamericano de Levantamiento de Pesas, en Miami, Estados Unidos. En ninguno logró medalla.

Desde que llegó a Managua vive en el IND. Ahí le dan alimentación y también recibe una ayuda económica. Con ese dinero, dice, paga la universidad donde estudia Bioanálisis Clínico, suplementos alimenticios y sus pasajes.

Leé además:Las joyas femeninas del deporte nica

En lo que va del año, solo ha podido visitar a sus padres en cuatro ocasiones. Pero antes de que termine el año irá a San Carlos para llevarle las medallas que ganó a sus padres. "Soy la única hija mujer de mi mamá y esto debe ser un orgullo para ella", afirma. 

Ceymar, la luchadora

Vestida con su malla azul y blanco y ante decenas de espectadores en el Polideportivo España apareció la Ceymar Castillo, de 18 años, lista para enfrentarse con la salvadoreña Carolina Ochoa.  Era lunes 4 de diciembre y ambas buscaban el oro en lucha, en la categoría 53 kgs, de los Juegos Centroamericanos. 

En ese momento, dice, no lograba escuchar a nadie. Estaba enfocada y lo único en lo que pensaba era en ganar. "En el caso de la lucha no se piensa en nada. Incluso, cuesta escuchar a los que te gritan para darte ánimos. Hasta a tu propios técnicos es difícil escucharlos", cuenta.

Te puede interesar: Nicaragua es uno de los cuatro países en toda Latinoamérica que prohíbe el aborto

Es una luchadora desde que estaba pequeña. Comenzó a practicar esa disciplina deportiva cuando tenía 11 años. Desde entonces, ha logrado ganar tres medallas de oro en campeonatos internacionales realizados en Guatemala, El Salvador y Honduras.El papá de Ceymar, quien tiene una escuela de lucha en Matagalpa, fue quien le inculcó la pasión por este deporte. VOS DALE/J.GARAY

Sus entrenamientos para participar en estos Juegos Centroamericanos comenzaron hace 11 meses, cuando la Selección Nacional de Lucha se concentró en un campus en Carazo. Los lunes miércoles y viernes por la mañana corría y practicaba técnicas, por la tarde luchaba.

Te puede interesar: ¿Querés ser un Grandes Ligas? Aquí te decimos lo que tenés que hacer

Los martes, jueves y sábado corría, hacía acondicionamiento y levantaba pesas. "En este deporte no se puede tener una mala resistencia, el entrenamiento debe ser parte del día a día”, agrega.

Ese lunes, Ceymar, ganó medalla de plata. Está orgullosa, dice, porque haber ganado una presea en sus primeros Centroamericanos ha sido una meta cumplida.

 

VIDEOS

MEMES

¡QUÉ RICO!

Gifs para compartir

  • ¿Qué piensas de tu hermana?
  • ¡Buenos días!
  • Cuando alguien dice "Tacos"
  • Es lunes y las ganas de no hacer nada lo saben
  • ... Y qué pensás del Miss Nicaragua
  • Cuando estás triste
  • Good morning
  • Sentimiento de viernes